“Abstenerse agencias”. Errores que se cometen al vender o alquilar un piso

by La Bruja Inmo
in Blog
Visto: 143

Muchos propietarios desconfían de las agencias inmobiliarias, debido a errores cometidos en el pasado en época de excesos, por experiencias propias o de conocidos. La verdad es que en contados casos, como en cualquier oficio, el grado de satisfacción no es el adecuado. Pero de ahí al sentimiento de rechazo, se trata de una de las profesiones menos valoradas (sólo los controladores aéreos están peor considerados) dista mucho de la realidad, y de lo que una inmobiliaria puede ofrecer en la intermediación de inmuebles.

En Estados Unidos la figura del agente inmobiliario es considerada una profesión de prestigio, su papel en la intermediación es la venta de servicios, no del producto. La información no es sencilla de obtener y garantizar ese conocimiento, experiencia y especialización en un entorno, pueden darte la clave como profesional. La Bruja Inmobiliaria nos da las claves para la venta efectiva de nuestra vivienda.

Hay algo peor que no confiar en un agente inmobiliario, tratar de vender o alquilar tu casa sin conocimiento del sector. Podemos pensar que todo se vende o alquila en estos momentos, pero ¿Lo estaremos haciendo  con todas las garantías y al mayor precio posible? Aquí contamos las claves para no equivocarnos.

Poner un precio equivocado

En líneas generales los vendedores suelen valorar su vivienda por encima del precio del mercado y más ahora que parece que se está recuperando. Pero esto provoca un descenso de posibles interesados en la compra y una pérdida de tiempo.

Razón portería

Entre las funciones del portero no están las de intermediar en la venta de una casa. Realizar visitas sin capacidad de negociar, sin la formación adecuada y sin control de las visitas, no es recomendable.

Colgar un simple cartel

Si nos limitamos a comprar un cartel de “Se vende” y lo colocamos en el balcón estamos desaprovechando las ventajas de la venta por Internet. Hoy en día nadie anda por la calle para buscar casa, nuestro comprador busca desde su sofá, acude a una inmobiliaria o puede que ni siquiera resida en el país.

Rechazar la primera oferta

Muchos vendedores rechazan su primera oferta, aunque sea cercana al precio. ¿Qué pasa si recibes una oferta a la baja? No se debe rechazar nada rotundamente, sino que se debe estudiar si es negociable. La persona que va comprar tu casa, suele estar entre las que la visitan en el primer mes en el que se pone a la venta.

Escoger al comprador incorrecto

Ahora más que nunca, hay que seleccionar cuidadosamente a los compradores. No todo el mundo tiene acceso a una hipoteca y podemos descartar una oferta con futuro a cambio de otra más elevada que morirá en el banco porque no le conceden la hipoteca o porque no tiene ahorros iniciales.


A la hora de alquilar también se pueden cometer algunos errores:

Solvencia del inquilino

Los auténticos morosos son profesionales de vivir sin pagar las renta. Pedir nóminas y contrato de trabajo puede no ser suficiente. Hay que desconfiar de los que vienen con el dinero en la mano y pagando por adelantado. Realizar un informe sobre la solvencia del inquilino es algo que suelen hacer las agencias inmobiliarias, consultando incluso la lista negra de inquilinos morosos.

Redacción de contratos

¿Se actualiza la renta anualmente en referencia al IPC o índice ARCA? ¿Se permite realquilar para uso turístico? ¿Las mascotas están permitidas?

Son detalles que podemos pasar por alto, un contrato mal redactado puede darnos dolores de cabeza. Por eso es aconsejable asesorarse  por un experto inmobiliario, que conozca el precio de la zona y sepa hacer un exhaustivo estudio de mercado personalizado y nos acompañe en todo el proceso legal.

Deja tus comentarios

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios