Cómo decorar tu casa con libros

by La Bruja Inmo
in Blog
Visto: 426

Ideas para decorar tu casa con libros

El 23 de abril es el Día del Libro, así que nos hemos animado a escribir unas ideas decorar tu casa con libros, tanto si los quieres leer como si sólo los quieres emplear para decoración, porque ya los hayas leído.  Los libros ocupan una parte importante de los interiores de nuestras casas. Tanto los libros como las revistas tienen un encanto especial que los convierten en elementos decorativos de primer orden. Si tienes montones de libros en el trastero o guardados en cajas quizás va siendo hora de que les quites el polvo y les des un lugar destacado en algún rincón de casa.

En este caso los libros los usaremos como muebles, y no podrás leerlos, ya que los vamos a pegar o taladrar. La primera idea para decorar con libros que vamos a darte es que cojas unos 5 libros, los unas entre ellos con pegamento o tornillos y los pegues a la pared para crear unas originales estanterías, sobre ellas puedes colocar más libros o cualquier cosa.

Un perchero original para ello escoge un libro que no sea especialmente de tu agrado pues lo vamos a perforar; la idea es que hagas unos agujeros en el cuerpo del libro del tamaño exacto del pechero que quieres colgar, simplemente, tendrás que clavarlo en la pared como haces habitualmente pero colocando el libro abierto por el medio.

Si tienes un incunable o alguna edición vistosa, otra idea para darle un aspecto decorativo a los libros es optar por exhibirlos en la pared como si de un cuadro se trataran. Para ello tendrás que escoger tus libros favoritos y comprar unos cristales o marcos de cuadros que servirán para enmarcar las obras escogidas.

Si quieres dar a tu casa un estilo rústico o para rincones de lectura, puedes crear una pequeña mesa de café o una mesita de noche, en la que podrá caber una taza y un libro que será perfecta para disfrutar de intensas tardes de lectura. Lo primero que tienes que hacer es seleccionar los libros que prefieras y pegarlos entre ellos de forma desigual, es decir, uno enfocado hacia la derecha y el otro hacia la izquierda, así el peso se repartirá mucho mejor. 

Ya para acabar vamos a crear un cabecero de cama con ellos. Tendrás que escoger los libros que desees, abrirlos por el centro (más o menos) y pegar las páginas para que no se muevan y queden fijas. Después, tendrás que ir colocando los libros en diferentes filas y a la altura que tú prefieras, pégalos a la pared para que no se caigan. 

Deja tus comentarios

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios